Síguenos, haremos cosas por recordar y terminar con las enfermedades olvidadas.

sábado, 24 de enero de 2009

Leishmaniasis


Imprimir
LEISHMANIASIS
¿Qué es?
Es una enfermedad parasitaria producida por un protozoo llamado Leishmania infantum, también por L. tropica, L. aetiopica, L. mayor y L. donovani.
Según la OMS afecta a unos 12 millones de personas repartidos en 88 países del mundo.
LEISHMANIASIS
No se transmite por contacto directo, secreciones (saliva, etc), heridas, orina ni heces. Su fuente de infección son los animales, afectando a roedores, perros y diversos mamíferos salvajes. En muchas regiones del continente africano la enfermedad es endémica en perros y carnívoros salvajes. Los hombres pueden contagiarse de la enfermedad si reciben picaduras de una mosca de la arena que haya picado anteriormente a un mamífero infectado. La enfermedad también puede transmitirse de madres a hijos y a través de transfusiones de sangre o agujas infectadas.


  Síntomas
Existen distintas formas de la enfermedad, siendo la leishmaniasis cutánea la variante más frecuente. Sus síntomas son úlceras en la piel de la cara, los brazos y las piernas, que pueden dejar cicatrices permanentes. La leishmaniasis visceral es la forma más grave de la enfermedad, siendo mortal casi en la totalidad de los casos si el enfermo no recibe el tratamiento adecuado. Los síntomas de esta variante incluyen accesos de fiebre, pigmentación de la piel, pérdida de peso y alteración de los componentes sanguíneos.


Prevención
Ningún fármaco ni vacuna se ha mostrado eficaz en la prevención de la enfermedad, por lo que es necesario utilizar otras medidas preventivas. Es importante evitar estar al aire libre en las horas de máxima actividad de la mosca de la arena, es decir, entre el anochecer y el amanecer. Si se sale al exterior en estas horas, habrá que intentar cubrir la mayor parte del cuerpo con ropa. En las zonas descubiertas se deben aplicar repelentes con N,N- dietilmetiltoluamida. También es recomendable el aislamiento de la cama con mosquiteros tupidos impregnados de permetrina.

La leishmaniasis y el VIH, combinación fatal
Entre los casos de Kala Azar que MSF está tratando en Etiopía, un 30% también están infectados con el VIH. Esta mortal combinación se está convirtiendo en una nueva enfermedad porque cada infección por su parte disminuye la inmunidad de los infectados y refuerza el impacto de la otra. Es muy difícil de diagnosticar y tratar, y más de la mitad de las personas tratadas recaen. Se espera que el número de personas con ambas infecciones aumente, especialmente en África, de nuevo, debido a conflictos y desplazamientos de población.


Falta de acceso a tratamiento
El tratamiento más frecuente del Kala Azar se conoce como SSG. Este, provoca reacciones graves en un 10% de los pacientes tratados, causando la muerte de un pequeño porcentaje de éstos. Su eficacia también está disminuyendo, han aparecido resistencias al SSG en áreas muy pobres sin apenas acceso a la atención sanitaria.
Se teme que la resistencia del parásito al medicamento observada durante los últimos 15 años en la India pueda extenderse a África.
La compañía farmacéutica Wellcome comercializa el SSG con el nombre de Pentostam. Es muy caro, cuesta cerca de 159 dólares americanos por tratamiento. En muchas zonas afectadas de África, los ministerios de salud no tienen en cuenta a esta enfermedad y los servicios sanitarios no proporcionan el tratamiento, especialmente en el Sur de Sudán y Somalia. En los países donde puede conseguirse Pentostam en las farmacias, la mayoría de las personas sólo tienen suficiente dinero para pagar unos días de tratamiento (y no todo un mes tal como se recomienda). Ello significa que los pacientes no sólo no se curan sino que además corren el riesgo de desarrollar resistencias al medicamento. Por otro lado, el elevado precio del medicamento ha animado a los productores de imitaciones.
Un problema adicional es que el fabricante de Pentostam no puede garantizar la producción y suministro de las cantidades suficientes para asegurar su disponibilidad. Está claro que las compañías farmacéuticas en general no contemplan el tratamiento para el Kala Azar como una fuente de ingresos potenciales.


Europa y África, ¿fiebre de marcas?
Algunas compañías farmacéuticas principalmente en Asia están produciendo SSG genérico. MSF(Médicos sin fronteras) ha identificado SSG genérico de muy buena calidad en la India a un precio diez veces más barato que el del tratamiento con Pentostam. Aunque se utiliza en la India en grandes cantidades, no se encuentra en África donde su uso todavía no ha sido aprobado. Al igual que en Europa, los ministerios de salud africanos tienden a rechazar medicamentos genéricos y, por lo tanto, se muestran reacios a autorizarlos, prefiriendo el producto de marca original, en este caso el Pentostam. Esto significa que a un precio medio de 150 dólares americanos por cada tratamiento con Pentostam, el coste de tratar a 40.000 personas con Kala Azar en Sudán durante los últimos 10 años ascendería a 6 millones de dólares. Si el SSG genérico hubiera estado disponible (o autorizado), el coste hubiera sido de 600.000 dólares americanos, lo que representa un ahorro de más de 5 millones de dólares.
En Sudán, donde MSF necesita urgentemente un medicamento más eficaz y más barato para los pacientes de Kala Azar, las autoridades sanitarias no han permitido su uso, oficialmente porque no estaban convencidos de su eficacia. MSF envió muestras a laboratorios europeos para que fueran analizadas. Asimismo, también realizó un estudio sobre el terreno para comparar los efectos de ambos productos. Los resultados mostraron que el SSG genérico era tan efectivo como el producto comercializado. A pesar de la evidencia, el gobierno sudanés ha continuado oponiéndose a su registro e insistiendo en la necesidad de más pruebas.
MSF continúa trabajando con los gobiernos del África del este y con los fabricantes de la forma genérica a fin de encontrar un manera de hacer que el SSG pueda ser utilizado por la población necesitada. En Kenya, donde recientemente se declaró un brote de Kala Azar, los expertos de MSF mostraron los resultados obtenidos en el estudio de la eficacia del SSG al Ministerio de Salud y el gobierno ha accedido a registrar la forma genérica para un periodo de tres meses. Sin embargo, la disponibilidad de un medicamento más barato no sería la solución final. Los problemas más importantes en relación al tratamiento del Kala Azar son tanto la falta de acceso a la atención sanitaria en general como la incapacidad de pagar incluso ni 10 dólares para poder salvar una vida.


Genéricos buenos y baratos, ¿pero no tan bonitos?

MSF está haciendo campaña para persuadir a los gobiernos de los países africanos afectados por el Kala Azar que autoricen el uso de SSG genérico. Se están haciendo circular los resultados del estudio realizado en Sudán a fin de probar que el producto genérico es tan bueno como el comercializado. MSF pretende convencerles no sólo de registrar la forma genérica para su uso, sino también de que la compren. Asimismo, trabaja en colaboración con IDA (International Dispensary Association)para asegurar el suministro y calidad del genérico. http://i.esmas.com
MSF hace un llamamiento a los gobiernos y compañías farmacéuticas para que inviertan más dinero y esfuerzos en la lucha contra la leishmaniasis. Existe una urgente necesidad de conseguir medicamentos más efectivos, seguros y baratos para tratar el Kala Azar. MSF considera que el Kala Azar debe tener un lugar en la agenda de la salud.

Esta información ha sido seleccionada desde...
http://www.iqb.es/
http://www.vacunasaep.org/
http://www.fontilles.org/
http://www.msf.es/

1 comentarios:

Anónimo dijo...

puta q ta weno esto aahhh ojala hubiera este tipo de paginas para tar mas informados :)

Publicar un comentario en la entrada

 
Hide Box