Síguenos, haremos cosas por recordar y terminar con las enfermedades olvidadas.

viernes, 30 de enero de 2009

Úlcera de Buruli

Imprimir


¿Qué es?

Es una de las enfermedades tropicales más desatendidas, aunque tiene tratamiento.
La causa es una infección por Mycobacterium ulcerans, microorganismo que pertenece a la familia de las bacterias causantes de la tuberculosis y la lepra, aunque la úlcera de Buruli ha recibido menos atención que estas enfermedades.
Ya es conocida como la lepra del siglo XXI.
Su desconocimiento es enorme, ya que aparte del problema económico su lentitud en el desarrollo en cultivo ralentiza las investigaciones.

En este caso sólo he puesto esta imagen, porque ilustrar esta entrada, puede ser macabro, si quieren comprobarlo tecleen úlcera de Buruli en google.


Síntomas


La denominada lepra del siglo XXI afecta principalmente a los niños menores de 15 años.
Los primeros síntomas se manifiestan con una tumefacción cutánea móvil e indolora, llamada nódulo.
La enfermedad puede presentarse como una gran zona de induración o una tumefacción difusa de las piernas o brazos
La úlcera de Buruli produce una extensa destrucción en la piel y los tejidos blandos, se forman úlceras generalmente en piernas y brazos.
Posteriormente devora literalmente los músculos y huesos afectados, provocando amputaciones y, en ocasiones, la muerte.

Fases
1ª FASE: Pequeño grano o nódulo muy semejante a una picadura de mosquito. No es doloroso y no parece revestir gravedad. Basta un bisturí y un médico para extirparlo y eliminar así la enfermedad.
2ª FASE: A las pocas semanas, lo que parecía un granito inofensivo se ha transformado en una úlcera que va devorando la piel a su paso.
3ª FASE: La úlcera avanza rápidamente destruyendo los tejidos del enfermo hasta llegar al hueso y dejarlo al descubierto. La curación en esta fase es muy cara y complicada: Exige cirugía e implantes de piel.
4ª FASE: Finalmente la úlcera acaba afectando a los huesos del enfermo, que sufren deformaciones. La única solución para evitar que se siga extendiendo al resto del cuerpo es la amputación.


Causa


M. ulcerans es una micobacteria que se encuentra en el medio ambiente, en medios acuáticos desde donde se transmite al ser humano por mecanismos desconocidos.
Transmisión
El modo de transmisión sigue en estudio. Algunos pacientes dicen que las lesiones aparecen en sitios que han sufrido traumatismos. Hay investigaciones que indican que en África algunos insectos acuáticos del orden Hemiptera (Naucoridae y Belostomatidae) pueden albergar M. ulcerans en sus glándulas salivares y transmitir la enfermedad a animales de experimentación. Otros datos indican que los mosquitos de las marismas son positivos para el ADN de M. ulcerans, aunque todavía no se ha confirmado que transmitan el microorganismo. Si esto se confirmara, la úlcera de Buruli sería la única enfermedad micobacteriana transmitida por insectos.


Estrategias de control

No existen estrategias adecuadas para frena la Úlcera de Buruli. En la reunión anual de la Iniciativa Mundial de la OMS contra la Úlcera de Buruli, celebrada en Ginebra (Suiza) del 14 al 17 de marzo de 2005, se acordaron las siguientes estrategias de control:
  • Detección temprana de los casos a nivel comunitario, e información, formación y comunicación.
  • Formación de los profesionales sanitarios, los maestros y los agentes de salud de los pueblos.
  • Tratamiento de los casos, combinando la antibioticoterapia, la cirugía y la prevención de la discapacidad/rehabilitación.
  • Confirmación de los casos mediante pruebas de laboratorio.
  • Registros y sistemas de notificación normalizados en los que se utilicen los formularios BU01 y BU02, y el programa informático HealthMapper.
  • Fortalecimiento de los servicios de salud.
  • Monitorización y evaluación de las actividades de control.

Secuenciación del genoma

En febrero de 2007 se publicó la secuencia genómica completa de M. ulcerans, que contribuirá al avance de las investigaciones sobre el desarrollo de pruebas diagnósticas simples y rápidas y de nuevos tratamientos farmacológicos y vacunas. La secuenciación del genoma de M. ulcerans ha permitido identificar los genes productores de la micolactona y esclarecido la síntesis de esta toxina. Esta información está ayudando a los científicos a encontrar la forma de bloquear su producción, que podría convertirse en una nueva opción terapéutica.

Tratamiento
Las recomendaciones terapéuticas actuales de la OMS consisten en:
  • La combinación de rifampicina y estreptomicina/amikacina durante 8 semanas como tratamiento de primera línea contra todas las formas activas de la enfermedad. Los casos nodulares y los no complicados pueden tratarse sin necesidad de hospitalizarlos.
  • Intervención quirúrgica para eliminar el tejido necrosado, cubrir los defectos cutáneos y corregir las deformidades.
  • Intervenciones para evitar o minimizar las discapacidades.

Aspectos sociales
En los países en desarrollo la elección de tratamiento por parte de los pacientes con úlcera de Buruli está totalmente influenciada por las creencias. El primer tratamiento elegido suele ser el tradicional.
En cuanto a la cirugía, los problemas son múltiples, primero está el miedo, sobretodo a amputaciones, después está que estos pacientes tienen un estigma debido a la desfiguración, esto dificulta la búsqueda de tratamiento.
En consecuencia, el tratamiento se busca tarde y mal, entonces el coste aumenta, y la improductividad debido a la incapacidad es una pérdida de oportunidad educativa para los niños y una caída al abismo de la pobreza para los padres.

Los niños con úlcera de Buruli son una carga para sus familias, a veces insostenible.

Es acuciante un rápido diagnóstico y una mayor investigación para que estos niños tengan una oportunidad.


Información seleccionada desde…


También te puede interesar...
Vídeo úlcera de buruli.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Hide Box